junio 7, 2019

¿Cuántas semanas debo tener cotizadas para recibir mi pensión? ¿Qué beneficios me ofrece el gobierno? ¿A qué edad puedo retirarme? Si todas estas preguntas rondan en tu cabeza y nadie te ha sabido dar respuestas, en este artículo te explicamos todo sobre las Leyes de Retiro en México.

¿Por qué Leyes para el Retiro?

Ante una grave crisis financiera, el México de 1970 basó su economía en un Modelo de Desarrollo Compartido, que tenía como uno de sus principales objetivos impulsar la economía nacional.

En el seno de este modelo económico fue donde surgió la primera Ley de Retiro en México de 1973 basada en la fuerza laboral y económica de lxs jóvenes para sostener a las personas mayores pensionadas durante su retiro. ¿En qué consiste?

Ley del 73

Esta ley fue aplicable a partir del 12 de marzo de 1973, y ampara a todxs lxs trabajadorxs que comenzaron a cotizar ante el IMSS antes del 1 de julio de 1997.

Bajo esta ley, para reclamar su pensión el o la trabajadora debe tener mínimo 500 semanas cotizadas (que equivalen a 10 años) y más de 60 años de edad.

Características:

  • Es una pensión vitalicia, es decir, para toda la vida.
  • La persona retirada y sus beneficiarios tienen derecho a recibir asistencia médica en el IMSS.
  • En caso de fallecimiento, la pensión seguirá siendo otorgada a la pareja de manera vitalicia al 90%.
  • Cada mes de noviembre se tiene derecho a un aguinaldo.
  • Se tiene derecho a préstamos sobre la pensión del IMSS.

El monto de la pensión es calculada por el Gobierno Federal por medio de un cálculo en el que se toma en cuenta el salario promedio de los últimos cinco años laborales y la edad al momento de retirarse. Además, dicho monto se actualiza cada año en función al incremento del salario mínimo vigente.

Aunque este esquema funcionó bien por varios años, diversos factores como el aumento en la esperanza de vida de lxs mexicanxs y la disminución en la tasa de natalidad, generaron una preocupación en el gobierno que derivó en la creación de una nueva Ley de Retiro.

Ley del 97

A partir del 1 de julio de 1997 las cosas cambiaron, ahora en lugar de financiar las pensiones con lxs trabajadorxs activxs, éstas son autofinanciables, es decir, cada persona es responsable de administrar sus recursos en una cuenta individual por medio de una AFORE o Plan Personal para el Retiro.

Con esta ley 1,250 semanas cotizadas es el mínimo requerido ante el IMSS (equivalente a 25 años) y la persona debe tener entre 60 y 65 años de edad para recibir su pensión.

Características

  • La mensualidad es pagada por la AFORE contratada.
  • La duración de la pensión depende del cálculo inicial de esperanza de vida.
  • La persona retirada y sus beneficiarixs tienen derecho a recibir asistencia médica en el IMSS.
  • En caso de fallecimiento, la pensión seguirá siendo otorgada a la pareja o beneficiarixs.
  • Además, se pueden hacer retiros parciales del dinero de la AFORE en ciertos casos específicos como:
    • Matrimonio
    • Desempleo
    • Aportaciones voluntarias

La pensión que se recibe por esta ley es de aproximadamente el 20 o 30% del último salario, más los rendimientos obtenidos sobre ese dinero, que son en promedio de un 7%.

Y dado que los salarios son precarios en nuestro país, es importante que sepas que existe algo llamado Pensión Mínima Garantizada (PMG), que es básicamente un apoyo económico que el gobierno otorga a lxs mexicanxs que no tengan los recursos suficientes para su retiro. Esta PMG equivale a un salario mínimo general mensual.


Como puedes ver, los beneficios entre una ley y otra han cambiado mucho. Las personas que empezaron a cotizar antes de que entrará en vigor la Ley del 97 tienen muchos más beneficios, y aún así pueden escoger bajo qué ley pensionarse.

Por el contrario, si perteneces a la Ley 97 es mejor que te prepares y te asegures con un instrumento financiero para el retiro… porque la realidad es que tu AFORE no va a ser suficiente.

¿Otras opciones?: Plan Personal de Retiro

¡Haz la cuenta! Contar con un 7% de rendimiento promedio y solo el 20% de tu último salario apenas nos asegura un monto mínimo para vivir. Además, tanto los beneficios como la duración de la pensión son limitados.

Si quieres saber cuánto dinero debes comenzar a ahorrar para tener la pensión que deseas, solicita sin costo un cálculo inicial aquí.

¿Tienes dudas o necesitas asesoría acerca de los planes personales para tu retiro? Escríbenos a [email protected] o al WhatsApp 55 7808 0764.

Plan de ahorro para retiro

Comentarios

comentarios