octubre 2, 2018

En México, el principal objetivo lxs mexicanxs es ahorrar para la educación, pues se considera una inversión que abre puertas laborales.

Sin embargo, aun siendo una prioridad, muy pocas personas están preparadas económicamente para pagar la educación universitaria de sus hijxs. Ya sea en una escuela pública o privada, el gasto es importante y puede ascender a ¡más de 600 mil pesos!

¿Suena difícil, verdad? Pero asegurar el futuro de tus hijxs es posible si desde ahora destinas una cantidad de dinero a trabajar en los instrumentos financieros adecuados. Aquí te contamos cuáles son.


1. FIDEICOMISO

De acuerdo con la CONDUSEF, el fideicomiso es “una figura jurídica mercantil, a través de la cual una persona física o moral destina ciertos bienes a un fin lícito determinado“.

Para abrir uno tienes que depositar mínimo 10 o 20 mil pesos, aunque hay empresas que piden más por el gasto de administración. Dependiendo del fideicomiso que elijas, tu ahorro generará rendimientos o no.

La ventaja de esta herramienta es que NADIE puede tocar el dinero (incluso si llegaran a embargarte) y cuando el “fiduciario” (beneficiarix), en este caso tu hijx, cumpla la mayoría de edad el monto total le será entregado.

2. SEGURO DE EDUCACIÓN

Un seguro educativo es un producto financiero en el que la madre o el padre del menor se compromete a pagar una prima durante cierto tiempo. Ya que diversas empresas otorgan este servicio, se pueden encontrar de diversos precios y modalidades.

La ventaja de éstos es que generalmente vienen acompañados de un seguro de vida. Así, en caso de una eventualidad, la aseguradora se encarga de seguir cubriendo la prima hasta que tu hijx cumpla 18 años y le pueda ser entregada la suma asegurada durante ese tiempo.

3. FONDO DE AHORRO

Es un instrumento a través del cual tu dinero genera rendimientos en función al riesgo que desees tomar y al tiempo que tu dinero permanece en el fondo. 

Puedes abrir uno desde $1000 pesos y mantenerlo aportando la misma cantidad mensual el tiempo que hayas establecido. Si quieres conoces más detalles sobre esta opción, lee nuestra guía sobre los fondos de inversión

Su ventaja es que puedes diversificar los instrumentos financieros en los cuales inviertes para que el riesgo sea menor, y en caso de emergencia, es posible retirar lo acumulado, aunque es probable que tengas que pagar alguna penalidad.


Aquí tienes las opciones, ¿cuál te conviene? Solo tú puedes saber cuál es la opción más adecuada para ti en función de tus ingresos, objetivos y posibilidades.

Pero antes no olvides hacer una comparación del costo promedio de una carrera en las diferentes universidades del país para tener una idea aproximada de cuánto debes ahorrar. Y antes de contratar, verifica los beneficios, requisitos y costos extras de cada opción.

Ahora sí, estás listx para comenzar a ahorrar para la educación de tus hijxs.

Comentarios

comentarios